sábado, noviembre 24

De vibradores y otras yerbas...

TÍTULO ORIGINAL: Hysteria
TÍTULO EN ESPAÑOL: Histeria / Histeria, la historia del deseo
DIRECTOR: Tanya Wexler
PAÍS: Reino Unido, Francia y Alemania
AÑO: 2011
REPARTO: Hugh Dancy, Maggie Gyllenhaal, Felicity Jones, Rupert Everett, Anna  Chancellor, Gemma Jones, Jonathan Pryce
SINOPSIS: ‘Hysteria’ nos traslada a la Inglaterra de finales del siglo XIX para narrarnos la historia de cómo el doctor Joseph Mortimer Granville inventó el primer consolador eléctrico para tratar lo que se conocía como histeria femenina, cuyos síntomas incluían insomnio, retención de fluidos, pesadez abdominal, espasmos musculares, irritabilidad o pérdida de apetito.

***
Histeria la vi hace un par de meses laaargos sabiendo sólo que era la historia del tipo que inventó el vibrador. Entonces me dije: "esta tengo que verla". La historia se vende como una comedia romántica de esas livianitas que tanto nos gustan o mejor dicho me gustan, pero creo que si miramos cuidadosamente, podemos encontrar algunas cosas más que están ahí como "quien no quiere la cosa". La crítica "mala" que puede hacerce es justamente que no profundizó en esos temas más importantes y decidió quedarse con la comedia fácil.
Lo que está en primer plano es la historia del Dr. Joseph, un hombre que se queda sin trabajo por seguir sus ideas y termina siendo la mano derecha perfecta de un Dr. que tiene un tratamiento para la histeria que afecta a Sras. de clase media alta. Y lo que es mejor, si sigue haciendo buena letra no sólo podría ser el heredero perfecto de la consulta, si no también el esposo ideal para la "perfecta" hija del buen Dr.
Esta parte de la trama es la más light y divertida, lo más interesante surge con el personaje de Gyllenhaal (de ahora en adelante Maggie, para no complicarme con el apellido). Maggie interpreta a un joven que lucha por la igualdad de género, de clases, política...en fin, lucha por la IGUALDAD. Pero la decepción es que esta pelea se muestra de forma muy superficial, así como también lo que podría ocurrirle a una mujer que fuera condenada por histérica.
Obviamente, para la anécdota quedan todas las escenas del tratamiento del Dr. Dalrymple que lega en  Granville, las apariciones del gran Rupert Everett y cómo llegan a la creación del buen amigo: "el Sr. Vibrador"