lunes, diciembre 8

Bajo el mar

TITULO ORIGINAL: The little mermaid
TITULO EN ESPAÑOL: La sirenita
DIRECTOR: Ron Clements y John Musker
PAÍS: Estados Unidos
SINOPSIS: Basada en un clásico de Hans Christian Andersen, cuenta la historia de Ariel, una obstinada sirenita que sueña con conocer el mundo de los humanos. Pese a la prohibición de su padre, el rey Tritón, Ariel no pierde oportunidad para salir a curiosear cada vez que un barco se aproxima. Lo que fuera una quimera se convierte en una obsesión cuando Ariel se enamora de Eric, un príncipe al cual salva de ahogarse durante un naufragio. Ariel pondrá de cabeza al reino acuático cuando hace un pacto con Úrsula, la bruja del mar, y cambia sus aletas y cola por unas piernas, para salir a conquistar a Eric.
***
Fue la última película de Disney realizada completamente a mano y usando cámaras de video analógicas, incluyendo los títulos de créditos, realizándose así más de un millón de dibujos. Se convirtió en todo un éxito dando lugar a una nueva época dorada a la compañía, y a la que siguieron otros grandes sucesos como La bella y la bestia, Aladdín y El rey león. Ariel fue creada a partir de una foto de Alyssa Milano quien también fue la encargada de realizar un programa especial sobre el film para la cadena Disney.

La verdad es que nunca vi La sirenita hasta la semana pasada, cuando mi ahijada decidió que esa era la que quería ver en esta oportunidad. Nos tiramos las dos en la cama y nos propusimos disfrutar de la historia de amor entre Ariel y Eric. Y debo admitir que, cuando sonaron los acordes de Bajo el mar, me arrastró de la cama y me hizo bailar con ella.
Es muy obvio que esta peli pertenece a la "nueva generación" porque los personajes principales tienen una participación más igualitaria, digamos. De todas las historias de princesas, y me refiero a todas de La sirenita para atrás, Eric rompe el molde de príncipe "dibujado" que sólo aparece al final para salvar el día y darle el beso de amor verdadero a su amada. Sí, acá también hay beso de amor verdadero al final, pero la participación de Eric es activa durante toda la peli. Lo cual no es el caso de los príncipes de Blancanieves, La Cenicienta y La bella durmiente, aunque este último tiene un papel más importante que el de las anteriores.
Ariel, por su parte, no es la pobre princesita huérfana que debe limpiar el palacio por culpa de la madrastra malvada, si no que es la hija consentida, rebelde y preferida del rey Tritón. La sirenita hace la suya para angustia del pobre Sebastián, cangrejo músico, que debe cuidarla.
La historia es bonita, aunque me dieron ganas de de pegárle a Eric cuando rechazó a Ariel por no tener voz...¡infelizzzzzzzzz!
Otra muy linda historia de Disney que va a competir en mi gusto con La bella y la bestia.

2 comentarios:

Gaby dijo...

No la ví, junto con El rey León están en mis pendientes. Dicen que es muy linda y de vez en cuando canto en voz alta "Debajo del mar". ¿De verdad compite con La bella y la bestia? Porque esa sí la ví y es hermosísima

Saluditos!

Erica dijo...

Es de las más lindas, si no empata con La bella, está a un pasito.

Besos