jueves, octubre 16

Podría abrirse el cielo

TITULO ORIGINAL: Meet Joe Black
TITULO EN ESPAÑOL: ¿Conoces a Joe Black?
DIRECTOR: Martin Brest
PAÍS: Estados Unidos
AÑO: 1998
REPARTO: Brad Pitt, Anthony Hopkins, Claire Forlani, Jake Weber, Marcia Gay Harden, Jeffrey Tambor
SINOPSIS: Joe Black y Bill Parrish han llegado a un caballeroso e inusual acuerdo. Bill, magnate de los medios, padre amoroso y excelente ser humano, está a punto de celebrar su 65 años. Lleva una vida de ensueño hasta que La Muerte se le aparece con una proposición extraordinaria - él demorará la muerte inminente de Bill a cambio de que le deje experimentar la vida. Inocente, enigmático y a menudo divertidísimo, Joe interrumpe el privilegiado mundo corporativo de Bill. Su intención era llevarse a Bill con él, pero accidentalmente, el ex dueño del cuerpo de Joe y Susan, la hermosa hija de Bill, se conocieron. Joe empieza a sentir cierto interés por la vida y por Susan, quien no tiene idea de con quién está flirteando. Ahora Joe amenaza con cambiar las reglas y Bill deberá luchar no por su futuro, si no por aquellos que ama.
***
Esta deberá llamarse "mi semana masoquista", sí señor.
Como soy terca, esta es otra de las películas que no quise ver en cine porque: "no me gusta Brad Pitt y ni loca pago para ir a verlo al cine". Se cansaron de recomendármela, pero no había forma de convencerme. Hasta que hace unos años mi vieja la alquiló y, como yo no tenía nada más interesante que hacer, decidí verla.
Fue amor a primera vista.
Me enamoré de la historia, de lo soberbio que es Hopkins como actor, del personaje de Pitt en la cafetería, de los diálogos, de las miradas enamoradas que le dedicaba Forlani a Pitt (en sus dos versiones), de la música y, ¡de los fuegos artificiales!
Anthony Hopkins ya me gustaba desde El silencio de los inocentes, Lo que queda del día o La máscara del zorro, pero a veces una se olvida de lo buen actor que es alguien, hasta que lo ves brillar en otra película y te acordás. Acá me pasó eso.
Brad Pit siempre me pareció un bobo con cara de mono, y como todas estaban muertas por él (mejor, así K. Costner quedaba para mí solita), de jodida que soy, me negaba a ver sus películas. Enamorarme de su personaje -el chico de la cafetería- no me importó en lo más mínimo, es más, a partir de ahí declaraba: "B. Pitt no me gusta, pero me enamoré de su personaje de chico de la cafetería en Conoces..." La Muerte también me gustó, pero me sentía desleal... Además, debo agregar que por sus expresiones uno distinguía perfectamente a un personaje de otro, y eso no lo hace cualquiera.
A Claire Forlani no la conocía, y me sorprendió muchísimo cómo transmitía las emociones de su personaje con la mirada. Cuando observabas la forma en que miraba a Pitt te convencía que estaba locamente enamorada de él, no había lugar a dudas.
Lo de los fuegos artificiales no necesita explicación, ¿a quién no le gustan?
Y los diálogos...para muestra un botón:

Bill Parrish: Adónde está tu arrebato? Quiero verte flotar, cantar apasionadamente, bailar en éxtasis.

Susan Parris: ¿Nada más?

Bill: Que seas delirantemente feliz, o dispuesta a serlo.

Susan: Ok. Delirantemente feliz. Haré lo posible.

Bill: Sé que suena cursi…pero el amor es pasión… es obsesión, ¡es no vivir si ese alguien falta! ¡Pierde la cabeza! Enamórate locamente de alguien que te ame de igual manera. ¿Cómo encontrarlo? Olvida el intelecto y escucha al corazón. No lo oigo en ti. Porque lo cierto es que sin eso, la vida no tiene sentido. Llegar a viejo sin haber amado…sería como no haber vivido. Tienes que intentarlo, porque si no lo intentas, no habrás vivido.

Susan: ¡Bravo!

Bill: Qué dura eres.

Susan: Perdóname. Vuelve a decírmelo, pero la versión abreviada.

Bill: Está bien. No te cierres. Nunca se sabe. Podría abrirse el cielo.


Cafetería

Susan: ¿Sacrificarías tu trabajo por tu esposa?

Chico de la cafetería: Sí, lo haría. Gustosamente. Hay que elegir en la vida, ¿sabes? Supongamos que estuviéramos casados. Por ejemplo. Me gustaría ofrecerte lo que necesites. Cuidarnos mutuamente. ¿Qué hay de malo en cuidar de una mujer? Ella cuida de ti.

Susan: No vas a hallarla fácilmente.

CC: ¿Tú crees? No sé. Podría abrirse el cielo.

Susan: Me tengo que ir.

CC: ¿Dije algo indebido?

Susan: Fue algo tan acertado que me asustó, eso es todo.

7 comentarios:

Gaby dijo...

Odio a Brad Pitt y nunca pagaría por verlo. No me gusta ninguna de sus películas, excepto las que hay taaaanto para ver (digamos bombones como Jorge Clooney, Matías Damon, Andrés García) que no me importa su anodina presencia. He dicho.
Gaby
PD: Kevin era lo más hasta que hizo la película con Whitney Houston, qué pena.

Erica dijo...

Seeee, el único motivo por el cual fui a ver La gran estafa fue George Clooney...
Kevin me gustaba tanto que hasta me gustó El guardaespaldas, porque, ¿a quién le importa la historia si te regodeás mirándolo a él?

Besos

Lau dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julia dijo...

Brad Pitt es muuuy buen actor. En 12 monos, en El club de la Pelea, y en Snatch se pasa. Me gusta como actúa (excepto en Troya).

La película está muy buena.

Erica dijo...

Sí actúa bien, yo de cabeza dura, nomás. A mi en troya lo que me gusta es el lomo que tien.

yo me bajo en ésta dijo...

uy erica... si he visto películas medio que demasiado laaaargas y aburridas es ésta ( su algo me pongo orgullosa es de que no ví jamás titanic!) pero ver unos minutos de brad pitt en cueros, hace que una no se arrepienta de haberse pasado tres horas frente a la pantalla jajaj!
eheheheh, un día sin la interné pero volví con más velocidad que nunca!!

Erica dijo...

jajajaja Yo sí la vi y en cine, porque me interesaba la historia, pero casi me linchan...porque me causó gracia cuando se parte el barco y la gente se empieza a caer.