jueves, octubre 16

Si pudieras pedir un deseo, ¿que sería?

TITULO ORIGINAL: Lady Jane
TITULO EN ESPAÑOL: Reina por 9 días
DIRECTOR: Trevor Nunn
PAÍS: Reino Unido
AÑO: 1986
REPARTO: Helena Bonham Carter, Cary Elwes, John Wood, Michael Hordern, Jill Bennett, Jane Lapotaire
SINOPSIS: La muerte del Rey Enrique VIII dejó su reino dentro del caos a causa de las disputas por la sucesión y la eterna guerra entre católicos y protestantes. Su débil hijo, Eduardo, está en su lecho de muerte. Deseoso por mantener a Inglaterra bajo el reinado protestante, el intrigante ministro John Dudley casa a su hijo, Guildford con Lady Jane Grey, a quien él pone en el trono cuando fallece Eduardo. Aunque en un principio ambos se muestran hostiles el uno con el otro, Guildford y Jane al final, se enamoran. Pero su amor no podrá cambiar el rumbo de poder que los llevará a un destino incierto...
***
La madre de Jane y el padre de Guildford consideran que sus hijos son maleables, por lo tanto si los casan y los colocan en el trono, ellos serían los que reinarían Inglaterra. Lo que no tuvieron en cuenta fue que estos de chicos juntos, se convertirían en un sólo ser. Lo mejor de cada uno salió a la luz con fuerza y juntos se enfrentaron a todos por defender sus creencias.
Lady Jane Gray es protestante por convicción y prefiere estudiar a realizar cualquier otra tarea, para disgusto de su familia. Defiende sus creencias con inocencia y toda la fuerza de su intelecto, sin darse cuenta que ello la puede llevar al abismo.
Guildford Dudley no demuestra preocupación por nada, va de taberna en taberna y mientras más alejado esté de su padre, mejor. John está completamente seguro que su hijo es un cabeza hueca bueno para nada que encaja perfectamente en sus planes.
No sólo los obligan a casarse, sino que además los mandan a una mansión aislada, para tenerlos a mano cuando los necesiten. El joven matrimonio no se habla y cuando lo hacen, discuten. Jane critica la simpatía que su esposo siente por los católicos y Guildford afirma que ella no sabe como vive la gente en el mundo real.
Con el paso del tiempo la soledad se hace insoportable y la pareja comienza a intercambiar conocimientos. Él quiere aprender sobre la nueva iglesia y ella quiere saber porque el pueblo está tan mal. Del odio pasan al respeto, y de éste, al amor. Pero cuando muere el rey Eduardo, son arrancados del mundo de ensueño en el que vivían, para enfrentar la codicia, la traición y puede que la muerte.
Hermosa y triste película que fue una de las primeras que hicieron Helena Bonham Carter y Cary Elwes.

7 comentarios:

Gaby dijo...

La ví, la ví! Muy buena, Cary Elwes muy jovencito, debe ser de la época de The prince's bride, ¿la viste? Helena siempre magnífica en personajes de época. Me gustó mucho.

Gaby

Erica dijo...

¡Cómo no la voy a ver! Es una película hermosa y muy divertida. En realidad gracias a Lady Jane a él lo eligen para protagonizar La princesa prometida.

Besos

Lau dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julia dijo...

Ah, esta parte de la historia de la monarquía europea me gusta. Todo el quilombito que hizo en vida Enrique VIII y dejó después de su muerte dio material para tantas películas y miniseries.
Me gustó mucho la película.

La princesa prometida es muy divertida.

Erica dijo...

A mi me gusta toooda la historia y de todos lados. Si, Enrique modificó las leyes según su conveniencia, acá no sabemos nada de eso... ;)

Carlos Gustavo dijo...

¿esta es la que HBC abraza al novio cuando ve el chelín impreso con la cara de ellos?. Hm. La vi por partes.
Se podría hacer una especie de saga cronológica, olvidándonos olímpicamente de los "goofs" históricos de cada una:
1) Las Hermanas Bolena
2) Lady Jane
3) Elizabeth
4) Elizabeth, la edad de oro
En las tres primeras se enfoca casi únicamente en el tema sucesorio. La última tiene un título que es un spoiler en sí mismo...
No hace falta hacer "Manuelita la tortuga VIII" para construir secuelas, precuelas y recontracuelas...

Erica dijo...

Sip esa misma.
Las de las Bolenas todavía no la vi, al igual que Liz la edad de oro, pero pienso hacerlo.